El Arbitraje Internacional

Escrito por mcisinternational 15-11-2016 en CPA. Comentarios (0)

Laudo arbitral

El Arbitraje, es uno de los métodos judiciales y pacíficos que internacionalmente existen para la solución  de conflictos. Dicho mecanismo, funciona de la siguiente forma:

Supongamos que existe una controversia entre dos o más Estados, o en todo caso empresas, que para mayor formalidad se llamarán “partes”, entonces, las partes desean someter su caso ante un mecanismo judicial que sea privado, rápido, confiable, neutral, eficaz, imparcial y en el cual ellas puedan intervenir en ciertas decisiones en cuánto al procedimiento a seguir. En función de lo anterior, las partes eligen el arbitraje, ya que éste mecanismo reúne todas esas características.

Lo primero que las partes tendrán que hacer será archivar o positivar su acuerdo en algo titulado “compromiso arbitral”, donde aparecerá plasmado que las partes eligieron dirimir sus controversias por medio del arbitraje, lo que será garantía que las partes tendrán cumplir lo que previamente conciliaron para evitar conflictos a futuro. Luego cada una elegirá a sus árbitros, quienes adoptarán el papel de defensores o “abogados”, además de incluir a un tercer árbitro que será el mediador entre las partes.

Juntamente, las partes, deberán concordar en puntos como: el tipo de arbitraje,  ya sea de derecho, voluntario, libre o ad hoc, institucional, o de equidad; el tribunal al que se someterán  y en todo caso elegir el centro de arbitraje (Corte Permanente de Arbitraje, Asociación Americana de Arbitraje, Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional, Comisión Interamericana de Arbitraje Comercial) o nombrarlos en función de los conocimientos que deben concentrar los árbitros; el idioma que utilizarán; cómo manejarán los gastos, si serán compartidos o individuales; la elección del árbitro general o mediador; las fechas en que se reunirán; entre otros.

Finalmente, el arbitraje dará inicio, y de acuerdo a las pruebas escritas, físicas, orales que el árbitro general considere convenientes para el caso, dará su veredicto, o mejor denominado “laudo arbitral”.